La mente es del cuerpo, el cuerpo es de la mente: El ejercicio físico y la docencia | Jorge Ramiro Pérez

La mente es del cuerpo, el cuerpo es de la mente: El ejercicio físico y la docencia

Existen dos valores redundantes y obsesivos que trato de enfatizar a lo largo de mi carrera docente (como decisión personal y como parte del entramado axiológico de mi Universidad): Las ideas de Internacionalidad y de vida sana y deportividad.

Muchas personas podrían pensar que los docentes somos únicamente comadronas del intelecto, encargados de crear mega-mentes o incluso meta-mentes: Identidades sublimes atrapadas en Cuevas Platónicas alimentándose de ideas y participando en pugilísticos combates de ironía y sarcasmo…Cortantes como escalpelos de hielo en el alma. No puedo estar de acuerdo en esto, desde mis postulados neo-humanistas entiendo que somos un sistema rico y complejo, un entramado cuerpo/mente indisoluble en el que el uno es la íntima extensión del otro siendo vehículo y continente al mismo tiempo, la metonimia definitiva del ser.  

Entre los beneficios que encuentro del ejercicio físico para el estudiante universitario podría mencionar los siguientes:

1.- Válvula de escape: Bolonia es un sistema que demanda un esfuerzo ímprobo por parte del alumno (y del docente), colocándolo en un frenesí interminable de asistencia a clases, trabajos en grupo, presentaciones y pruebas variadas. La mente está sometida a una tensión constante,  a un funcionamiento sin pausa alguna, entrando en una especie de “Ruta del Bakalao” del intelecto en la que no hay lugar para el descanso. Se genera estrés, frustración, inquietudes, etc… Una de las mejores maneras de exorcizar todo lo anterior es el ejercicio físico, a modo de ejemplo regalarse una sesión de natación, de carrera de Spinning (yo soy adicto a los tres) o convertir la ira y la furia en energía para sesiones de levantamiento de pesas, rompiendo fibras como las cuerdas de una guitarra afinada en notas de dolor.

2.- Preparación profesional: Muchos de mis alumnos tienen la noble intención de Opositar a las FFCCSS, debiendo aprobar las pruebas teóricas pero también las pruebas físicas. Es por ello que deben preparar ambas con la misma dedicación y cuidado, por lo que instaurar en ellos una cultura del ejercicio, de la alimentación equilibrada y del sacrifico debe ser imperativo.  A los alumnos que se preparen les recomiendo, que además de infinitas sesiones de carrera y dominadas, prueben entrenamientos con características más funcionales como el TRX y el CrossFit. Debo reconocer que me aficioné a este tipo de entrenamientos  gracias a los instructores del Huddersfield Sports Centre y su devoción por los mencionados (con la utilización de cuerdas, Kettlebells, pelotas, sacos de arena, etc.)… Y no debemos olvidar el Boxeo.

3.- Valores: El año pasado tuve la fascinante oportunidad de dar clase de Ética a algunos muchachos de CAFYD y Magisterio, para prepararlas buceé en las ideas de Ética y Deporte, Deporte y Valores, Sociología del Deporte, etc. Lo que me llevó a concluir que muchas de las competencias que tratamos de transmitir a los alumnos pueden aprenderse del deporte (trabajo en equipo, responsabilidad), así como superación, emprendimiento, el deporte como metáfora de la carrera de obstáculos que es la vida. También me llaman la atención las ideas de muchos emprendedores Sociales que deciden utilizar el deporte como bálsamo de sanación psico-social… Pero también sirve para conocer gente, para pasarlo bien y disfrutar de tiempo junto a los amigos. Y al final, las risas no son más que ecos en las paredes de la felicidad.

Pero existe un lado oscuro o disfuncional:

La cultura del vacío junto con la dictadura de la estética. La obsesión por la obtención de un cuerpo perfecto, de convertirse en productos prefabricados, Barbies y Kents engendrados por la modernidad líquida. Forma sin sustancia.

La presión a la que estamos sometidos por parte de la sociedad de consumo es innegable, los personajes que triunfan en los medios de comunicación son musculados acólitos de la nada y la superficialidad, los anuncios de cereales nos presentan a mujeres perfectas de inquietante delgadez preocupadas por su físico, etc…. Tal es la fuerza de los estímulos audiovisuales que pueden convertirse en algunos casos en estímulos criminógenos del estilo Robert Agnew y su teoría de la Tensión. Recordemos que la no obtención de lo positivo, la pérdida de la positivo (o miedo a) y los mensajes o estímulos nocivos pueden llevar a los jóvenes a cometer delitos si no tienen los suficiente instrumentos cognitivos de gestión de la frustración.  La idea de masculinidad, según Robert Agnew, es clave para los jóvenes y estos deben luchar para mantener su estatus de Macho Alfa (o no perderlo).

Lo que quiero presentar es que la obsesión por el físico, más bien por la perfección física, puede tener devastadoras consecuencias sociales y criminológicas, creando una estado de insatisfacción continuada de corte anómica.

En definitiva, la clave de todo lo anteriormente mencionado es la relación armónica y equilibrada entre lo físico y lo intelectual, vivir una vida sana solamente es posible si se vive una existencia mental rica y profunda: Holismo. De este modo el deporte y el ejercicio físico se pueden convertir en los grandes aliados del estudiante universitario, del profesional y del docente. Es por ello, que a la hora de transmitir valores nunca debemos olvidar la existencia íntegra e integral del binomio cuerpo/mente.

Fotografía del Huddersfield Sports Centre, entrenamientos de TRX y funcionales variados

Sin comentarios | Leído 322 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Enviar Comentario

*
Powered by