Sociedad Cyborg II: La enseñanza on-line del Derecho y la Criminología

En la anterior entrada Sociedad Cyborg: La última frontera, presentaba ideas relativas a la sociología del cyborg, la fusión íntima y definitiva entre el hombre y la máquina e Internet como la meta-frontera líquida definitiva.  En esta entrada me gustaría desarrollar el concepto, aplicado a mi vida profesional como profesor de Derecho y Criminología en asignaturas presenciales y on-line.

Todo comenzó el año pasado, puede que en una calurosa mañana de verano o una fría tarde de invierno y Cola-Cao. Mis responsables me recomendaron como docente de la asignatura de UEM Personal de Derecho Penal (Parte General) y como redactor y docente de mi asignatura fetiche:  Introducción a la Criminología. Mi primera reacción (siempre secreta, hasta ahora…) fue la clásica condescendencia que brota de la ignorancia más ruin. ¿Cómo es posible reducir los complejos estudios de Derecho y Criminología a una frivolidad a lo forocoches.com?

Pues bien, a los pocos días de ponerme a ello todo cambió y comenzó en mi un cambio de paradigma que ha redefinido, incluso, mi acercamiento a la docencia presencial. La enseñanza on-line de calidad, fundada en una plataforma robusta y elegante, así como respaldada por un gran equipo de profesionales (técnicos,  ilustradores, pedagogos, etc.) es un instrumento potentísimo para transmitir conocimientos y competencias. Perfecto maridaje entre la filosofía del EEES y la tecnología.

Veamos una serie de puntos clave en relación con este sistema:

1.- La enseñanza on-line permite una sistematización precisa de los contenidos de la asignatura: Los temas y unidades fluyen de manera orgánica en un plan preconcebido, las actividades se encuentran pre-fijadas de antemano y todos los materiales al alcance del alumno. Este último cuenta con una guía de aprendizaje que recoge sus obligaciones a la hora de estudiar. El profesor no puede perderse en disquisiciones arcano-místicas sobre sus temas preferidos, y todos los temas son estudiados.

2.- La plataforma obliga al profesor a ser creativo: La enseñanza on-line no puede entenderse como redactar temas, subirlos a la red y contestar dudas en un foro. El profesor debe tratar de identificar las competencias que quiere desarrollar y los objetivos de conocimiento y presentar actividades acordes. Debe seducir al alumno con ítems audiovisuales que quiebren la frialdad de la distancia.  Siempre hay que hacer que el alumno quiera avanzar, descubrir  y conocer.  La motivación de éste y su curiosidad son claves para la correcta asimilación de conocimientos.

3.- Es perfecta para un tipo de alumno con unas necesidades específicas: Obviamente, la Universidad es una época clave en el desarrollo social y cognitivo del estudiante. Amistades, fiestas, amores,  deporte y café son imprescindibles para forjar no solamente a un profesional, sino una persona. ¿Pero, y el adulto trabajador? Aquél que ya se ha formado como persona y ha decidido estudiar en una época más avanzada de su vida. Los absurdos horarios laborales españoles y las cargas familiares no permiten que un policía, economista, auditor, etc. Pueda asistir a la Universidad por la tarde,  y en la localidad de Zarzaparilla del Madrigal no hay universidades…

4.- Debe ser un instrumento de acercamiento: Las personas encuentran pareja por Internet, hacen amigos en foros y siguen a famosos casposetes por Twitter.  El docente,  del mismo modo, no debe ser una fotografía estática en un Foro, las letras y smileys no sustituyen la calidez de una sonrisa, el terror que inspira una mirada fulminante.  No hay nada más hermoso que una clase donde las risas de treinta alumnos se convierten en un eco atronador, vínculo tangible  entre la consciencia colectiva del alumnado y el docente.  El profesor 2.0 deberá usar los medios que pone a su disposición el ciber-espacio: Videoconferencia, podcast, Wiki, encuestas, redes sociales, etc.

5.- Es flexible: El alumno estudia desde donde quiere y cuando quiere. El conocimiento permanece congelado en una esfera asíncrona; una suerte de ámbar hecho de código binario al que se accede cuando se necesita.  En el tren, en vacaciones, en sábado, en la piscina, en un festival de cine turco-chipriota, etc…. Sin desplazamientos, sin las burdas constricciones del tiempo y del espacio.

En definitiva, la enseñanza on-line es un instrumente clave en el EEES, aquel en el que el alumno es el artífice de su propia formación y el profesor un facilitador cercano.  Sin embargo, necesita de un compromiso fehaciente por parte del alumno y de unos docentes creativos, proactivos y formados en tecnologías 2.0. Si se dan estas circunstancias el éxito está asegurado. La mejor recompensa, es entonces, el conocimiento.

Dr. Agustín Martínez

El Dr. Agustín Martínez presenta su asignatura en UEM Personal

Ignacio Valentín

El Profesor y Abogado Ignacio V. Mayoral en un vídeo para una asignatura on-line

Jorge Ramiro

Jorge R. Pérez, Abogado, solicitor y Profesor en un vídeo para sus alumnos on-line

Registro safeCreative

1 Comentario | Leído 620 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Un comentario en “Sociedad Cyborg II: La enseñanza on-line del Derecho y la Criminología”

  1. Aprendemia dice:

    Una nueva red social de aprendizaje:

    Aprendemia

    Saludos!

Deja un comentario

*